Seleccionar página
Entrevista en el periódico “La Cuenca del Nalón” – Bibiana Coto

Entrevista en el periódico “La Cuenca del Nalón” – Bibiana Coto

“El carácter de la cuenca, abierto con la gente, vale mucho para el negocio”

Marcos Martínez Asenjo y Hugo Ordíz Castaño son dos jóvenes de Sotrondio y El Entrego que, en estos tiempos que corren, se han arriesgado a emprender su propio negocio apostando por la industria agroalimentaria. Su queso, Alcares, está teniendo gran acogida entre el público y la crítica a pesar de su juventud en el mercado.

– ¿Cómo surge la idea?

Barajamos muchas posibilidades para ver que podíamos hacer y escogimos este sector porque pensamos que era el mejor proyecto. El más interesante.

-Pero…¿ninguno tenía experiencia en esto?

Hugo: No. Yo vengo del sector agroalimentario en el área de cárnicas y Marcos era contable.

-Y un día os levantasteis y dijisteis: “vamos a hacer un queso azul y lo llamaremos Acares”…

Marcos (se ríe): Había cogido las vacaciones y después entraba en excedencia que al final no llegué a tener porque ya vi que esto arrancaba. El secreto está en que nosotros mismos fuimos montando la fábrica y durante el año que duró el montaje nos dio tiempo a aprender mucho y a estudiar. Ver cómo se funcionaba en otros lugares e intentar coger lo mejor de cada uno.

-¿Siendo de la cuenca y en el caso de Marcos que aún sigue viviendo aquí, por qué no instalasteis la quesería en el Nalón?

Lo intentamos y buscamos por un montón de lugares pero no encontrábamos un espacio que se adecuara a las necesidades que teníamos. Los había, por ejemplo, en polígonos y en áreas industriales pero no beneficiaba a la imagen de la propia empresa, donde el entorno juega un papel principal. Tenerlo en un polígono no nos parecía lo mejor de cara a temas como posibles visitas. Después está el tema de como debe ser la instalación, con su correspondiente alcantarillado, fosa, etc. En lo agroalimentario entran factores como el propio agua, que en el caso de que sea de manantial ya te obliga a poner una depuradora. No es nada sencillo montar una industria de este tipo y el mejor sitio que encontramos teniendo en cuenta el presupuesto de las obras para adecuarlo estaba en Siero.

-Tenemos fama de ser extrovertidos a este lado de la cuenca minera. ¿ Ayuda ese carácter en los negocios?

Si. Muchas veces, cuando hablamos con alguien, enseguida sale el tema de dónde somos. En cuanto dices que eres de la cuenca ya tienes medio camino hecho porque tenemos fama de gente noble y muy abierta, y de alguna manera esto lo saben en otras partes de Asturias.

-¿Qué diferencia el queso azul Alcares de otros quesos para que en tan poco tiempos hayáis hecho un hueco?

La primera diferencia es que es un queso elaborado y envasado aquí, y no sólo envasado aquí que es algo que sucede con otros quesos comercializados como asturianos y después se hacen fuera. Por otra parte, está elaborado con leche cruda de vaca. Qué quiere decir esto, que necesitamos 10 litros de leche para fabricar 1 kilo de queso más o menos. Es un queso que se cura en bodega, en condiciones de temperatura y humedad adecuadas, y a pesar de llevar sólo seis meses en el mercado, compite directamente con un queso tan importante como el Cabrales…que no es poco.

-Recientemente habéis tenido una presentación de Alcares, a través de Tentación Ibérica, nada más y nada menos que en la City londinense. ¿Cómo fue la experiencia?

Nos sorprendió la acogida porque no pensamos que iba a tener tanta aceptación y nos ha abierto el camino a crear contactos para poder exportar Alcares allí, que era lo que teníamos en mente. Solo hubo un queso que fue el nuestro y la representación asturiana pasó por Alcares y por sidra Trabanco, que no ayudó también para que los que asistieron pudieran disfruta de la mezcla e los dos sabores. Además, de alguna manera, que Tentación Ibérica que sólo organiza eventos con productos de alta calidad nos llevara ya es de por sí una garantía.

-No sois los únicos que apostáis por el sector alimentario en el Nalón. Una cerveza artesanal en Sobrescobio, sidra ecológica L’Allume e incluso una ginebra artesanal que está saliendo ahora el mercado. ¿ A que se debe este boom?

A que es un sector con muchas posibilidades en el momento en que buscas una diferenciación del producto. Se ve muy claro en el caso de Caleya. Si produjeran una cerveza comercial, como por ejemplo Mahou, se encontrarían con una gran competencia en el mercado. En el caso de la sidra ecológica pasa exactamente igual. Nosotros por el contario nos diferenciamos con la leche cruda y la elaboración artesanal, si fuéramos a la pasteurizada tendríamos muchísima más competencia. El sector agroalimentario es muy interesante aunque a veces pueda resultar complejo.

-¿Cómo os ha acogido la industria quesera?

No hemos tenido todavía mucho trato con otros queseros porque somos muy nuevos en el negocio. Comenzamos en agosto a producir y no hemos hecho mucha vida social ni acudido a ferias. Si tenemos trato con algunos elaboradores de queso que nos echan una mano, facilitándonos sobre todo contactos que nosotros no tenemos.

-Más de 40 variedades de queso en Asturias y cuatro con denominación de origen ¿no es demasiada competencia a pesar de diferenciaros?

Desde el principio valoramos que Asturias era una región pequeña con mucha variedad y por eso teníamos claro que lo suyo era sacar el producto fuera. Así que al troquelar las etiquetas ya las hicimos en tres idiomas. Hacerlo en Asturiano era muy romántico, pero si luego nos pedía cien quesos desde Francia y teníamos que hacer nuevas etiquetas el coste se nos disparaba así que escogimos el inglés, el español y el francés para el etiquetado. Además dentro de poco presentaremos los postres lácteos para diversificar la producción.

-¿Cuál es el secreto para que el negocio vaya viento en popa?

No decir nunca que no a nada. Si tenemos que prepara  1.000 cuñas y nos coincide con la asistencia a un evento, a una feria hacemos las horas que tengamos que hacer para estar en los dos sitios. La visibilidad es tan importante como entregar un producto de calidad a tiempo, y esto lo agradecen siempre los organizadores.

 

 

 

 

El queso Alcares y la sidra Trabanco, a la conquista de Londres.

El queso Alcares y la sidra Trabanco, a la conquista de Londres.

Será con motivo de la celebración de un evento organizado por la empresa asturiana Gustatio y en la que participarán, entre otras veinte entidades españolas, las empresas asturianas Sidra Trabanco y Alcares.

Tentación Ibérica es el evento que llega el lunes 8 de febreroen plena city londinense. Es el evento de jamones, quesos y bodegas más interesante y completo de cuantos se celebran en España, siendo la primera vez que se realiza fuera del país.

Los afortunados asistentes a esta edición podrán degustar y comparar 10 de los mejores jamones ibéricos de bellota, de las 4 D.O. existentes en la actualidad, armonizados con 10 bebidas diferentes (vinos, cavas, sidras, cervezas etc.). Una de las elegidas para esta expansión internacional ha sido sidra Trabanco, llagar gijonés con casi cien años de historia que poco a poco se está posicionando en la capital del Reino Unido. Allí está teniendo especial éxito la sidra en tercio Avalon, que se acerca más a la forma de consumo que gusta en el mercado inglés. También se está posicionando Poma Áurea, la brut nature de Trabanco. A esta aventura internacional también se ha apuntado una nueva quesería ubicada en Pola de Siero, elaboradores del queso azul Alcares, que ejerce una fantástica armonía con la sidra y con otros de los vinos blancos presentes en la actividad. Es  una oportunidad única para los profesionales del sector y la prensa especializada de poder probar un buen número de marcas elaboradoras, y poder compartir y comentar las diferentes posibilidades que existen en el mercado. El evento, organizado por la empresa de eventos gastronómicos Gustatio, tiene como objetivo crear cultura sobre el vino, el jamón y el queso español. Las marcas de jamón acuden con sus cortadores oficiales, algunos de ellos ganadores de prestigiosos concursos, dispuestos a demostrar las mejores técnicas de corte y las más sugerentes presentaciones. Además de darnos a degustar jamón sin límites, también se suelen probar el resto de sus embutidos y algunos derivados, eso sí, siempre ibéricos. Las bodegas acudirán con su mejor surtido y novedades. Sin duda una oportunidad única para los hosteleros de ver qué tipo de vino es el mejor aliado del jamón. ¿Será una manzanilla o quizás un cava? ¿un tinto joven y frutal o un blanco fermentado en barrica? La diversión está servida, y las posibilidades de aprender también. “Tentacion Ibérica” es un cóctel de comida y bebida para disfrutar de la mejor gastronomía española. Puedes ver la noticia en:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies