Seleccionar página

ISABEL GOMEZ. EL COMERCIO

Patatas, queso azul y yogures. Son los productos más consumidos por los asturianos, que destinan una media de 1.606,2 euros a la compra de alimentos, 123 euros más que la media nacional. Es una de las conclusiones del último ‘Informe del Consumo de Alimentación en España’, publicado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Con datos que definen el comportamiento de los consumidores españoles a lo largo del pasado año por la compra de una serie de productos esenciales, el estudio revela nuevos hábitos a la hora de sentarse a la mesa. Se pone de manifiesto una caída generalizada del gasto en alimentación, tanto dentro como fuera de los hogares. No obstante, las cifras demuestran que cada vez se come más fuera de casa y que se opta por menús más ligeros y sencillos, con preferencia por un plato único «más rico en ingredientes». Esto se traduce en una disminución del gasto en alimentación para el consumo en el hogar, que en el conjunto del país alcanzó los 66.443 millones de euros, un 3,5% menos que en el ejercicio anterior.

En ese descenso influyó el menor precio de los alimentos, pero también una menor demanda de producto fresco, esencial en la cesta de la compra, que ha caído un 3,3%. Asturias no queda al margen de las estadísticas. De hecho, es una de las comunidades autónomas con menor consumo de verduras y hortalizas, con la excepción de las patatas.

El Principado también se encuentra a la cabeza en consumo de aceite de oliva, «el más consumido por los hogares», y leche envasada desnatada. Sin incluir los porcentajes, el informe también sitúa en la región uno de los mayores consumos de derivados lácteos, entre los que destacan los yogures y los bífidus.

En cuanto al queso, Asturias no destaca por su consumo cuando se evalúa como un producto general, pero sí cuando se estudian variedades concretas. Así, el Principado destaca en consumo de queso fundido, fresco y azul, un producto cuyo consumo aumentó un 6,8% respecto a 2013 a pesar de su encarecimiento (su coste subió 1,3%).

Los asturianos tampoco lideran la lista de mayores consumidores de carne. En esta categoría, solo el jamón cocido despunta como una de sus preferencias. En cuanto al consumo de pescado, el Principado tampoco aparece como una de las comunidades con mayor demanda, pero sí queda claro que el pescado congelado apenas tienta los paladares de los asturianos.

Más vino que cerveza

En el apartado de bebidas, el informe del Ministerio de Agricultura desvela que los asturianos son grandes consumidores de bebidas de sabores cítricos y vinos con Denominación de Origen y espumosos, cuya demanda en los hogares españoles creció un 2,3% en el último año. La tendencia coincide con un mayor consumo per cápita. Ha crecido un 3,4%, «situándose en los 3,04 litros por persona y año, debido principalmente al incremento por parte de hogares formados por parejas adultas sin hijos y retirados».

Entre los sabores menos demandados por los asturianos se encuentran los productos de cola, las tónicas, los zumos, ya sean naturales o concentrados, y la cerveza, una circunstancia que Asturias comparte con Galicia y Cantabria.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies